Caprichos.

 

Cuando el sol hería de muerte

a la noche traicionera

y de lo alto del monte

a las verdosas laderas

bajaban los ruiseñores.

Cuando el cuco, malicioso,

cantaba sus notas negras,

y la cigüeña en el cielo

pintaba de primavera

el despertar de mi pueblo;

se estremecía mi pecho

y sentía a mi corazón

perderse por esos campos

en busca de algún amor

que aplacara en mí el quebranto

que la noche despertó.

Pues la noche, caprichosa,

despierta de su silencio

los olvidados dolores

que todos llevamos dentro

por culpa de un falso amor.

 

 

 

Publicada on marzo 4, 2009 at 7:48 pm  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: https://luissalgadorodriguez.wordpress.com/caprichos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Luis, al fin llegó el ansiado fin de semana, y con él … tu poesía. Más de un millón de veces ya te lo he dicho, tienes talento, mucho y grande. Poco a poco iré leyendo cada verso, porque se merecen su dedicación y su tiempo. Porque cada uno me llega tan adentro que tengo que masticarlo y pensarlo y adorarlo y levantarme y gritar ¡¡bravo!! porque son excepcionales. Como muestra un botón, y es este que he leído en esta mañana una y otra vez. Utilizas figuras líricas que más de un poeta moderno envidiaría … bueno, me voy a seguir leyendo. Un beso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: